5 Ws CONTRA LA DESINFORMACIÓN

“El PP no quiere obreros en la Universidad” (2016)

“Exigimos el FIN de las procesiones. Son actos que atrasan nuestra sociedad y ofenden a nuestros hermanos musulmanes” (@podemos_vindel) (2016)

“Albert Rivera propone la vuelta del servicio militar obligatorio para ninis” (2016)

Estos son algunos de los ejemplos de noticias que tuvieron una enorme repercusión en las redes sociales en España y son falsas.

A partir de los términos que el compañero Roger Pubill ha mencionado en su comentario en relación a los elementos que debe tener una noticia para que sea emocional y atractiva, se podría considerar que todos los titulares expuestos cumplen las características mencionadas:

  • Claim: las tres son frases cortas y llamativas.
  • Reasonwhy: hay algunos motivos para creer en las noticias expuestas, p.e. se vinculan a cuentas que presentan la apariencia de cuentas oficiales.
  • Call2-Action: los lectores pueden dar respuesta, p.e “compartir”, “retweet” y/o “Me gusta”.

Según estas y otras noticias con gran repercusión en la red, me gustaría complementar el análisis de Roger destacando el elemento humano que caracteriza los contenidos virales. Considero que gran parte del éxito en el impacto de estas noticias es debido a que son historias humanas, es decir, que afectan en mayor o menor medida al lector.

“¿Por qué las feministas son más feas que las mujeres normales?” Lo tuitearon indignadas Inés Arrimadas o Ana Pastor. Sánchez Agulló lo celebraba: llevaba ya un millón de lecturas, dice: “Nos están poniendo a caldo, contaba con ello. El artículo no es ninguna tesis doctoral. Es una crítica al movimiento feminista, que nos parece una chorrada, pero busca un tono jocoso y la gente entra al trapo”.

Esto es impresentable. Increíble que en el siglo XXI tengamos que leer artículos así https://t.co/n9Q5xYGIqR — Inés Arrimadas (@InesArrimadas) January 25, 2017

Por otra parte, también me gustaría añadir otro elemento que ayuda a que el contenido de la noticia en cuestión sea atractivo: la “dosis” justa de originalidad, en otras palabras, que el titular capta nuestra atención por inverosímil pero que no es tan imposible como para no poder ser verdad.

 “España multará con 30.000 euros a quien abandone un perro”

Fuente: pincha aquí

 

CULTURA JUVENIL Y CAPITALISMO DE PLATAFORMA

“es necesario reflexionar sobre cómo la acción de los jóvenes produce valor económico para las corporaciones digitales y cómo el mercado vampiriza la creatividad de los jóvenes online”

Considero que el artículo propuesto provoca una reacción inmediata de reflexión sobre la situación de los adolescentes actualmente. Tras la lectura del artículo, mi parecer personal es que los adolescentes se presentan desprotegidos frente a la realidad que les ha tocado vivir. Su participación en las distintas plataformas, a priori voluntaria, se torna impuesta desde el momento en el que estar offline implica no ser partícipe del grupo y sus dinámicas sociales en las redes. Por otro lado, cuando estos usuarios de la red participan, generalmente se implican en actividades creativas, ya sea por diversión o por placer, con el objetivo de ser reconocidos en la comunidad online de la que se sienten parte.

Esa actividad aparentemente creativa no es tal, pues sin embargo se trata de una mera tarea guiada por intereses económicos que subyacen en la red. Así los usuarios, adolescentes en este caso, se convierten en meros productos de un sistema preestablecido, el cual alardea de favorecer la libertad de participación de sus usuarios mientras que, en realidad, se trata únicamente de una sensación de participación, mas que de una auténtica libertad creativa. En definitiva, los usuarios pasan a transformarse en simples “productos de mercado”, tal y como los denomina en su comentario la compañera Melisa.

Por otra parte, otros compañeros, como María del Mar y Luis Joaquín, hacen mención a los influencers. Luis Joaquín nos habla de individuos que amasan suficiente peso en la red para pasar de tener voz a tener influencia. El hecho tratado en el artículo, llama la atención al tratar un grupo de edad que está forjando todavía su identidad personal y que es, ante todo, influenciable. De este modo, el adolescente que se introduce en la red, con una identidad digital también por formar, se ve expuesto a la acción de actores externos a sí mismo y su entorno, que ejercen su influencia en una identidad aún en proceso de construcción.

POR UN (CASI) DECÁLOGO DE LAS PLATAFORMAS SOCIALES

En referencia al comentario de Sonia y de Alejandro respecto a la transparencia en las redes sociales, es cierto que la no transparencia se manifiesta tanto en los mecanismos de funcionamiento de las redes como, como expone Alejandro, en los comentarios de los propios usuarios de la red; el usuario, además de seleccionar y distorsionar en cierta medida la realidad, muestran su propia realidad y, por otro lado, una representación del yo elegida, seleccionada más por lo que el usuario quiere ser y no por lo que es realmente y certificada en parte por las acciones digitales que este realiza.

En el análisis de esta representación del yo, se observa que es también una posverdad legitimada por los otros, los amigos y los amigos de los amigos, que en la red son autenticados, formando una conexión que “aparentemente” refleja la conexión del mundo físico. Siguiendo nuevamente a Alejandro, el ‘Me gusta’ o ‘Me divierte’ van a crear la interacción necesaria para los usuarios en la red, especialmente para cubrir la demanda de atención que la soledad precisa.

Por otra parte, en las redes sociales los usuarios son receptores pero también emisores de información, teniendo una influencia poderosa en la estructura de su red y, por tanto, dando a la acción de compartir un valor inmaterial destacado. En el siguiente vídeo, Fowler lo explica dentro de la norma de los tres grados de influencia y destaca el “efecto multiplicador” de las redes sociales.

En relación al (casi) decálogo que nos ocupa, me resulta relevante el siguiente extracto del vídeo:

  • No están solos. – Sus acciones dan sus frutos en toda la red social. (Fowler)

Enlace al vídeo: El poder de las Redes Sociales

Análisis de imágenes en Facebook. Parte I

#lecturaimágenes2018_19

Análisis de la imagen propuesta por un compañero.

Captura de pantalla 2019-01-12 a la(s) 20.24.40.png

ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN OBJETIVA. LECTURA DENOTATIVA:

  1. Descripción de objetos, personas y escenario:

En la imagen propuesta se observan cuatro figuras humanas en diferentes posiciones, empezando sentada e incorporándose poco a poco hasta la posición erguida. Tras una segunda lectura podemos darnos cuenta que las figuras son en realidad la misma persona. Todas ellas aparecen acompañadas por una silla de ruedas o andador, ello denota que el protagonista tiene o ha tenido una discapacidad en sus miembros inferiores. Justo detrás de las figuras se observa un edificio de corte moderno que aparece elevado, dejando ver en su parte inferior un patio y algo de vegetación.

  1. Análisis de los elementos visuales:

Como signo visual, el punto, no está presente en esta imagen; sin embargo, la línea cobra gran importancia narrativa con el uso de la diagonal en el edificio, proporcionando movimiento y dinamismo. La imagen presenta un contraste suave entre las figuras y el fondo, haciéndose más relevante con la figura erguida. La luz es tenue, sin un foco único, ya que no hay un solo punto de interés. Por otro lado, el uso del color es armónico, sin contrastes, sino más bien haciendo uso de la carencia del color en sí mismo, utilizando para ello una escala predominantemente acromática. El formato de la imagen es horizontal y el punto de vista utilizado es un leve contrapicado ligeramente desviado a la derecha, hacia la figura erguida. Se presenta una composición equilibrada, si bien marca el punto de interés en la mitad derecha de la misma.

La imagen tiene un alto grado de iconicidad, debido a tratarse de una fotografía en color de la realidad. Este tipo de imágenes están clasificadas con el nivel 8 en la escala de iconicidad de Justo Villafañe.

  1. Descripción global:

La imagen presenta el cambio de una persona que comienza en silla de ruedas y termina erguida con un andador en 4 estados diferentes. Primeramente, llama la atención la figura erguida pero rápidamente realizamos la lectura correcta de la imagen, de izquierda a derecha, y comprendemos mejor la situación que nos están narrando. Además, las diferentes posiciones de la persona están representadas sobre un escenario moderno y, aparentemente, a la luz del día.

ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN SUBJETIVA. LECTURA CONNOTATIVA:

Las formas presentes en las figuras y su alienación horizontal, nos recuerda a la imagen que representa la evolución humana, haciendo un claro paralelismo con la evolución del protagonista de la foto. Además, la luz tenue, no enfoca a una figura única, sino a todas por igual, enfatizando el proceso llevado a cabo por el hombre, desde que está en la silla de ruedas hasta que se levanta y anda. La sensación de movimiento es acrecentada por la línea curva del edificio del fondo. Por su parte, el punto de vista utilizado es un leve contrapicado, que incrementa el sentimiento de esfuerzo y grandeza de la figura, favorecido también por la expresión de su rostro que termina con una sonrisa, como símbolo de victoria.

Resulta curioso que la persona va vestida con ropa de colores que no llaman la atención, siguiendo con la escala acromática de la imagen y tampoco mira a la cámara, sino que sigue la línea visual descrita por la imagen. Todo ello sugiere que el autor de la misma no buscaba la personificación de la hazaña representada, sino darla a conocer, difundirla.

LA NECESARIA RENOVACIÓN DEL MODELO EDUCATIVO Y SU RELACIÓN CON LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Y PLANTEAMIENTOS PEDAGÓGICOS

Sinopsis

El actual modelo educativo, basado en planteamientos memorísticos, deja en muchas ocasiones de lado aspectos como la creatividad o el pensamiento crítico y reflexivo, los cuales, debido a la irrupción y enorme extensión en la sociedad de las nuevas tecnologías y redes sociales, son más necesarios que nunca. Así, la renovación del modelo educativo imperante resulta imprescindible para afrontar los retos futuros y proporcionar a nuestro alumnado las herramientas para enfrentarse a un mundo que evoluciona rápidamente.

Palabras clave: Sistema educativo, pensamiento crítico, creatividad, nuevas tecnologías, renovación

Introducción

Desde mi personal perspectiva, el planteamiento que subyace tanto en los textos propuestos para su lectura como en los distintos vídeos enlazados para su análisis, presenta una profunda y estrecha relación con la práctica educativa; más concretamente, con mi propia práctica docente.

Pese a que en los debates realizados no nos hemos centrado únicamente en un análisis restringido del concepto, sino que se ha abarcado un ámbito mucho más amplio, planteado desde una casuística general que puede resultar aplicable tanto a la problemática general en el campo educativo como a la concreción de casos específicos, analizándose asimismo cómo evoluciona todo ello a lo largo del tiempo, lo cierto es que, a mi juicio, las conclusiones extraídas se centran más en la visión general de la temática planteada que en su aplicabilidad directa.

Desarrollo

El análisis pausado de los casos que se ha llevado a cabo a partir de las lecturas propuestas, personalmente me ha hecho reflexionar acerca de las constantes imposiciones a las que estamos acostumbrados y de las cuales, en la mayoría de las ocasiones, apenas somos conscientes. En el mundo educativo, aspectos tan consolidados hasta la fecha como son las libertades de pensamiento y cátedra, o los espacios y tiempos flexibles, se están estrechando cada vez más hasta llegar incluso a alcanzar un punto en el que no queda margen para el cuestionamiento de los mismos. Hacemos lo que “debemos” hacer en el momento y lugar indicado, sin llegar a plantearnos siquiera si está bien o mal, si funciona o no, si es útil o no lo es, si es coherente, o adecuado, e incluso si está actualizado o se trata de programas anclados en el pasado.

Toda vez que nos encontramos inmersos en esta situación, según mi parecer resulta fundamental cuestionar la que se presupone actualmente como labor del docente. Así, partiendo de los fundamentos expuestos anteriormente, sería posible entender que cualquiera puede ejercer como educador, pues para ello únicamente requeriría seguir unas pautas y directrices establecidas, de tal suerte que no resultaría necesaria formación pedagógica de ningún tipo, sino únicamente seguir un curriculum fijado previamente, el cual queda normalmente reflejado en un libro de texto que determinada editorial ha elaborado adecuándose a lo establecido.

Si bien es cierto que el sistema educativo que se ha implantado en las últimas décadas está permitiendo que la educación llegue a un número más elevado de personas que en el pasado, este sistema es, según mi parecer, deficitario en cuestiones tan relevantes como el desarrollo del pensamiento crítico, creativo y cívico; en definitiva, adolece de una verdadera construcción de conocimiento. Considero que este sistema imperante se basa en el conocimiento adquirido de forma memorística, tal y como se ha venido considerando adecuado de manera mayoritaria en los sistemas educativos tradicionales, y constituye un modelo unidireccional de las aulas, en el cual el alumnado es un sujeto pasivo que responde a preguntas cerradas que tienen una única respuesta correcta y en el que, desde las primeras etapas, se espera una determinada actitud. Por otro lado, se debe tener presente que la educación debe servir también para interiorizar una serie de comportamientos considerados adecuados para la vida en sociedad, que son necesarios para la correcta implicación del sujeto en sus mecanismos funcionales y, por ende, a la plena vida adulta. Así pues, el establecimiento de determinados mínimos comunes en la educación es, igualmente, irrenunciable si pretendemos mantener una sociedad con comportamientos cívicos y saludables.

Sin embargo, entiendo que la adquisición de conocimiento de manera que el alumno tenga un papel protagonista en su aprendizaje y desarrolle esas habilidades que le permitan reflexionar, ser crítico y tener la mente abierta, para de este modo construir su propio camino, son igualmente necesarias, máxime si tenemos en cuenta que los docentes educamos a nuestros alumnos para un mundo que no conocemos como será en el futuro. Cuando estos alumnos terminen la educación obligatoria, se encontrarán con una realidad todavía no definida, que obviamente no será la misma realidad que nos ha tocado vivir a nosotros. Por ello, resulta indispensable a mi juicio el educar en habilidades prácticas, en las que la personalidad se debe adaptar a un constante enseñar y aprender.

Por todo ello, considero que el énfasis del sistema educativo se debería poner en la puesta en práctica de métodos que favorezcan la creatividad y el desarrollo adecuado del proceso creativo, del pensamiento crítico y reflexivo, y no en el material utilizado para ese fin, tal y como ha sido propuesto hasta el momento al realizarse ingentes inversiones en pizarras digitales o mini portátiles que, en muchos casos, creo no han modificado las realidades preexistentes, ni han mejorado de manera sustancial la práctica docente.

Personalmente, opino que la escuela favorece, trabaja y premia en exceso el pensamiento lineal, basándose en respuestas cerradas, y trabaja muy poco o nada el pensamiento múltiple, divergente, que desde mi punto de vista tiene mucha más conexión con el pensamiento crítico y constructor de conocimiento. Este hecho se aprecia en que la mayor parte de los ejercicios en los libros de texto y los presentes en pruebas de impacto, tienen como solución una única respuesta, de modo que el alumno “la sabe o no”. Sin embargo, trabajar el pensamiento divergente supone

estar abierto a múltiples respuestas y, para ello, los problemas planteados no deben tener una única solución posible, tal y como ocurre en muchas de las situaciones de la vida cotidiana.

Para este cambio de paradigma, que no de forma, son muchos los factores a tener presentes y muchos los agentes implicados, o al menos, deberían serlo. Sin embargo, resulta evidente que todo cambio de esta magnitud solo tendrá éxito si los agentes implicados están de acuerdo y creen en el cambio que van a realizar. Es por ello que, en una transformación de la educación, toda la comunidad educativa debería de empoderarse, aunque… ¿quién es realmente esa comunidad?

Para alcanzar esta ansiada meta de la mejora del sistema educativo, son muchas las metodologías propuestas. Se habla de individualizar el proceso de enseñanza, de dar respuesta a las necesidades e intereses específicos mediante el trabajo de las inteligencias múltiples, de trabajar el método grupal mediante técnicas de grupos cooperativos, de metodología por proyectos o de distinguir los contextos diferenciados, entre otros. Sin embargo, implementar estas nuevas propuestas metodológicas en el aula supone para los docentes, en muchas ocasiones, una misión imposible. Al final lo establecido en la legislación es puntuar, mantener un registro en el que se especifique que se ha realizado dicha actividad, la calificación del alumno, su media, etc. Aún sabiendo que la evaluación no tiene nada que ver con el aprendizaje, se tiene que continuar cumpliendo con ella y, tal y como está planteado el sistema, en muchas ocasiones es lo único importante para el alumno.

Se ha planteado como alternativa a esta problemática la consideración de la maker philosophy como eje transversal de la educación. Quizá “aprender haciendo”, el construir conocimiento mediante la acción, resaltará las habilidades que son necesarias y descartará de manera no intencionada las innecesarias. De este modo, el proceso cobra mayor relevancia que nunca y, siguiendo la terminología de Kaplún, con ello se destierran los modelos basados en los efectos o en los contenidos, en los cuales los esfuerzos están concentrados en el resultado o en los contenidos, tal y como es habitual hoy día en las aulas.

Resulta curioso que, desde este punto de vista, la jerarquía habitual en el sistema educativo se torna en un nuevo modelo de comunicación horizontal, donde al alumnado se le otorga voz y voto, cuando hasta ahora había estado silenciado. Según algunos estudios, el aprendizaje cooperativo genera un mayor rendimiento, mayor productividad, relaciones más comprometidas, solidarias y una mejor salud psicológica y mayor autoestima en los individuos del grupo. Igualmente, trabajar de manera conjunta, con múltiples emisores y receptores, supone adquirir gran parte de los aspectos positivos que supone un aprendizaje cooperativo. Además, teniendo en cuenta la Teoría del caos, en la que “el todo no es necesariamente las suma de las partes”, se van a poder generar otros caminos paralelos de aprendizaje que de otra manera no hubieran aparecido. Así, será el propio alumno quien decidirá si los recorre o no.

Desde este punto de vista, y partiendo de la base de que la comunidad educativa está implicada en el nuevo sistema planteado, la personificación de emisores y receptores (“Emirecs”) se multiplica exponencialmente, dando cabida a ideas diversas y alejándonos, cada vez más, de la teoría de la reproducción, la reproducción de “el otro”, del profesor, de la ideología particular impuesta por poderes políticos o económicos.

Conclusiones

A modo de conclusión de esta breve reflexión personal, resulta fundamental exponer que los textos y debates realizados a lo largo de las pasadas semanas me han servido para analizar como el nuevo paradigma de la educación construida de manera conjunta, y que se viene propiciando por parte de sus mismos actores, se está viendo reflejado de manera inmediata y evidente en los nuevos sistemas de participación social, como son las redes sociales. Así, en una relación de retroalimentación positiva, considero que las nuevas tecnologías son fuente para la construcción de esta nueva educación y, a su vez, los nuevos planteamientos educativos ayudan a que estas mismas nuevas tecnologías se desarrollen y lleguen cada vez a más agentes educativos, en múltiples lugares del mundo.

Bibliografía

. APARICI, R, GARCÍA MATILLA, A, FERNÁNDEZ BAENA, J Y OSUNA, S. (2009). La imagen. Análisis y representación de la realidad. Barcelona. Gedisa.

. APARICI, R., ESCAÑO, C. Y GARCÍA-MARÍN, D. (2018). La otra educación. Pedagogía críticas para el siglo XXI. Madrid. UNED.

. KAPLÚN, M. (2011). Una pedagogía de la comunicación. Gedisa. Descargar desde la carpeta Documentos del módulo.

. SANTOVEÑA-CASAL, S. (Coord.) (2018). Enredados en el mundo digital. Sociedad y redes sociales. Madrid: UNED

Recursos en red

https://escuelaconcerebro.wordpress.com/tag/plasticidad- cerebral/?sa=X&ved=2ahUKEwjqoJjPi4zfAhXKzqQKHUQoB4YQ9QEwAXoECAoQB Q

Deepfakes

Buenas tardes.

Estoy completamente de acuerdo con muchos de vosotros sobre la opinión de cuestionar lo que se ve, lo que «nos venden». Estamos expuestos a la mentira, también a la verdad, pero sobre todo a la mentira. Armarnos, desde mi punto de vista, solo puede llevarse a la práctica a través del contraste de información, como comenta Lola, del desarrollo del pensamiento crítico, como comenta Joan, o de la conjunción de estas en la educación en la red. Podría ser a través de una asignatura en las aulas, como se comenta en el foro, para plasmarlo en algo concreto.

Siempre se ha dicho: «la información es poder». Yo no vi aquel renombrado programa de Jordi Évole del 23F pero, sin duda, me acuerdo de las personas que se lo creyeron. Esta vez, supieron la verdad; sin embargo, como dice el presentador: «Seguramente otras veces les han mentido y nadie se lo ha dicho».

https://www.lasexta.com/programas/salvados/noticias/febrero-2014-dia-que-jordi-evole-puso-patas-arriba-golpe-estado-operacion-palace_2017022358af1d890cf28e3b3a9c16b5.html

La teoría del caos

Buenas tardes.

Me gustaría cuestionar un comentario de Rubén Valls en el que dice que utilizamos la teoría del caos en nuestro aula, pero de manera controlada y reduciendo las consecuencias negativas. Es verdad que lo intentamos, sin embargo, considero que no siempre se consigue. Palabras amables, como comentáis, pueden causar un efecto inesperado; pero de la misma manera que una llamada de atención, un gesto de cariño…

Por otro parte, entiendo que la teoría del caos que presenta la noticia se refiere a un desvío, consecuencia o resultado que se sale de lo establecido, de lo esperado. Por ello, hay suficientes razones para creer que la utilización de los móviles, como me parece que comentabais, ha llegado a sobrepasar completamente lo esperado en sus inicios. De hecho, si nos paramos a pensarlo, incluso Internet, el cual lleva con nosotros muy poco tiempo, se ha convertido en una herramienta indispensable en el día a día, ¿será un efecto inesperado?

Para terminar, el vídeo comenta que en la Teoría del Caos «el todo no es necesariamente la suma de las partes», estrechamente relacionada con la Teoría de la Gestalt, la cual postula que «el todo es más que la suma de las partes». Esta teoría, creada a principios del S.XX, pretendía dar respuesta a cómo nuestro cerebro organiza la información cuando observamos una imagen. Así, los principios de la Gestalt han servido a numerosos publicistas para intentar «poner un poco de orden en el caos» porque al final, biológicamente, buscamos el orden y la estabilidad. Es decir, usamos la teoría del caos pero si podemos ordenar el caos, mejor.